AD61

AD61 es un desarrollo único y exclusivo en el área de Nuevo Polanco. El área de Nuevo Polanco ha pasado de ser una zona industrial a una de las zonas más buscadas y solicitadas en el D.F.  En estos últimos años,  ha crecido exponencialmente, desarrollándose en torno a los nuevos desarrollos comerciales de Carso y Plaza Antara.

El desarrollo de AD61 se compone de dos torres rectangulares que aprovechan la condicionante del terreno.  El desarrollo consta con 128 unidades de diferentes metrajes distribuidas en ambas torres. El complejo cuenta también con una variedad de amenidades como: alberca, salón de usos múltiples, gimnasio entre otras.

Un elemento que caracteriza y diferencia a este desarrollo es la diversidad de tipologías de departamentos que se le brinda al cliente.  Desde variaciones en metrajes, empezando en los 50 m² hasta los 150 m² al igual que variaciones en la forma y distribución de cada uno de ellos.  Esta variedad tipológica permite a cada usuario escoger la unidad más adecuada para su estilo de vida y personalizarla a sus necesidades y gustos.

La fachada propone una degradación de dos materiales para contrarestar las vistas largas que crea el edificio por sus limitaciones de terreno, rompiendo así los planos y la verticalidad del mismo.  El juego de estas bandas horizontales hace que las torres se lean como un solo edificio, generando así un telón de fondo para enmarcar el volumen protagonista.

En un predio de forma rectangular con proporciones 1 (al frente) a 3.5 (a lo largo), con orientación sur hacia la calle de Lago Andromaco, y colindancias predominantes de dos a tres niveles de alto, a un costado colinda con el vive cuervo salón (antes salón 21) y del otro con el grupo modelo.

Se desplanta sobre un basamento el área de estacionamiento que desliga este al resto del edificio por medio de una losa volada hacia su fachada principal, bajo la cual se alberga el acceso principal (vehicular y peatonal) al edificio que se traduce mediante un muro curvo a doble altura de 6.60 m que recibe e invita al usuario a acceder al conjunto, mediante esta boca que se genera con la curvatura

El desarrollo del edifico se realiza mediante dos torres rectangulares que aprovechan la condicionante del terreno, lo que permite tener 4 fachadas. Cada torre con un programa diferente, ligándose mediante puentes exclusivamente en el nivel 2 y 10 que es donde se ubican las áreas de amenidades del conjunto.

La torre A, hacia la calle de Lago Andromaco, en el nivel 2 cuenta con la primera zona de amenidades: alberca, salón de usos múltiples y áreas de esparcimiento; del nivel 3 al 9 se desarrollan departamentos; en el nivel 10, área complementaria de amenidades; salón de usos múltiples y terraza, aprovechando la restricción hacia la calle de Andromaco, lo que permite generar una volumetría remetida del alineamiento aproximadamente en 5 m, que contrasta con el resto del edificio mediante el cambio del entrepiso y material en este nivel, siendo este de mayor altura y ligereza para crear un volumen mas sólido y volado en uno de sus extremos que dramatiza su condición jerárquica, plantándose en el contexto como una nube de color rojo sobre un cielo gris de concreto que contraste con el resto de los desarrollos que se están realizando en la zona. Del nivel 11 al 15 se aloja una tipología diferente de departamentos, que va de los 80 a los 110 m2.

La torre B, vive hacia la colindancia separándose de estas en aproximadamente 5 m y del nivel 2 al 15 se desarrollan departamentos en configuraciones distintas que van de los 50 a los 70 m2. La fachada se propone como una degradación de los dos materiales que va de mas en los primeros niveles a menos en los últimos en su parte transparente generando una cancelería de acuerdo al nivel en el que se desarrolle, enfatizando así las vistas del usuario y viceversa de menos o casi nula en los primeros niveles a mas en los últimos en su parte sólida mediante anillos continuos de paneles de aluminio que confina pretiles, cerramientos y estructura, logrando una vibración monocromática de ritmo en el sentido longitudinal. Para contrarrestar estas vistas largas que enfatizan las bandas sólidas y transparentes se propone un juego de materiales a base de paneles con diferente textura y color que rompen con la verticalidad de la torre.

El juego de estas bandas horizontales hace que las torres se lean como un solo edificio de acuerdo a la fuga en perspectiva, generando así un telón de fondo para enmarcar al volumen protagonista que vuela sobre el cielo “contaminado” de la ciudad.

 

 

 

 

 

 

 

 

Nombre del proyecto: AD61Proyecto:  Yuri Zagorin Alazraki / Erik Alfonso Carranza López / Felipe Buendía Hegewisch. Colaboradores: Rafael Enríquez / Israel López / Eduardo López / Jorge López / Eugenia Pérez / Maribel Jiménez / Jesse Méndez / Fany Irineo. Ubicación:  Lago Andrómaco Col. Ampliación Granada. Ciudad de México. Fecha de realización:  Construcción:    agosto 2011 – enero 2013. Género:  Obra nueva habitacional 128 departamentos, 15 niveles y 5 sótanos. Superficie: Terreno:  2,015.00 m² . Construcción: 23,525.90 m². Instalaciones: Arturo Guerra Enriquez, Fernando Reynoso Monroy, José Lucas Cázares González, Francisco Pérez Dávalos. Estructura: DITEC, Dr. Rodolfo Valles Matox . Fotografía: Jaime Navarro